Baon saludable Consejos para diabéticos

Una vez que tienes diabetes, te quedas con ella. Pero no hay necesidad de perder la esperanza. Realmente no es tan malo o difícil como parece. La clave para cuidarse bien y para su diabetes es aprender tres cosas simples (Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón):

  • Qué comer;
  • Cuanto comer y
  • Cuándo comer.

Alimentación saludable, el ejercicio y, si es necesario, los medicamentos para la diabetes ayudan mucho a mantener sus niveles de azúcar en la sangre bajo control.
La gente siempre piensa que ser diabético significa que te privarán y morirás de hambre porque los médicos y dietistas no te permitirían comer muchos tipos de alimentos. Ya te sientes privado de todas las restricciones, y para colmo, todos están tan ocupados que nadie tiene tiempo de detenerse ni un minuto para comer. Estar ocupado hoy en día es inevitable. Incluso a los niños en la escuela les resulta difícil tratar de incluir un refrigerio en su apretada agenda. Pero eso no debería ser una excusa para omitir comidas. No importa lo ocupado que esté, asegúrese de reservar tiempo para comer.

Cada comida es importante a lo largo del día, te pierdas una y seguramente tu cuerpo experimentará cambios. El desayuno, el almuerzo y la cena son las comidas principales que la gente ha estado acostumbrada. Los refrigerios siempre han sido descuidados, pero son de la misma importancia que las tres comidas principales. Durante los últimos años, se han realizado campañas, artículos y estudios que relacionan la importancia y los beneficios de los análisis frecuentes para el manejo de la diabetes mellitus. Una manera fácil de hacer eso es comenzar a practicar comer comidas frecuentes. Eso solo mea debes comer cada 3-4 horas.

Contrariamente a la creencia de la población diabética, ¡todavía puedes comer lo que quieras! Se trata de calidad y control de porciones. Una forma de guiarlo en la planificación de las comidas es mediante el uso de la pirámide de alimentos: coma más de los grupos en la parte inferior de la pirámide y menos de los grupos en la parte superior. Siempre tenga en cuenta tener una variedad de alimentos en sus comidas.

Es mejor comer con frecuencia que tener solo tres comidas voluminosas por día. Mantener la calidad de sus alimentos en el camino lo ayudará a beneficiarse más en el control de la diabetes.

Al elegir alimentos saludables en la planificación de comidas, no tiene que ser una carga. Estos son algunos consejos que el Programa Nacional de Diabetes también sugiere para elegir alimentos saludables:

  1. Comer porciones más pequeñas.
    Aprenda a conocer sus porciones, qué tan grande es una porción para cada grupo de alimentos, así como cuántas porciones debe comer en cada comida. Los ejemplos de 1 porción para cada grupo de alimentos se enumeran a continuación:
    • Carbohidratos / Almidones
      Ir para los panes y cereales de grano entero. En lugar de comer alimentos fritos, trate de reemplazarlos con pretzels, palomitas de maíz sin grasa, tortilla horneada / papas fritas, papas al horno o incluso muffins bajos en grasa. Fibra en la dieta significa una barriga feliz y un corazón feliz.
    • Vegetales
      Las verduras no solo se cocinan en grasa y no tienen que ser suaves. Puedes comerlas crudas como zanahorias, singkamas y palitos de apio. ¡Recórtelos en diferentes formas y tamaños para que sus hijos disfruten comiendo sus vegetales! Tiene la opción de usar aderezos sin grasa como salsas. También puedes cocinar al vapor o blanquear las verduras en sopas de caldo para que tengan un sabor instantáneo. Mezcle algunas cebollas picadas y el ajo o agregue algunas hierbas y especias, jugo de limón o lima para darle un poco de sabor a sus platos de verduras.
    • Frutas
      Las frutas son delicias de la naturaleza. Son dulces y nutritivas al mismo tiempo. Además, pueden muy bien servir como postre en su dieta. Comer frutas enteras frescas más a menudo que el jugo. Se están llenando y tienen más fibra. Si decides tomar jugo, ve a ellos; Elija aquellos que son frescos y sin azúcar (jugo 100%).
    • Leche
      Los yogures no tienen que ser claros todo el tiempo. Agregue su porción de fruta en el yogur, agregue algunos de sus copos de maíz secos (ración de almidón) y espolvoree un edulcorante bajo en calorías y tendrá un parfait casero que los niños e incluso mamá y papá pueden disfrutar.
    • Carne y sustitutos de la carne.
      Coma pescado magro o bajo en grasa, carne (elimine todo el exceso de grasas), pollo o pavo sin la piel. A la parrilla, hornee, ase, sofríe, ase o cocine al vapor su carne, agregue algunas hierbas y especias, jugo de limón o vinagre e incluso salsa para darle una patada. Trate de limitar el consumo de nueces y mantequilla de maní, ya que proporcionan proteínas pero también contienen altas cantidades de grasa. El queso es aceptable; se adhieren a los quesos blancos que son bajos en grasa o quesos sin grasa (siempre revise las etiquetas de los alimentos).
    • Grasas y dulces
      Las grasas y los dulces no son tan nutritivos como los alimentos mencionados anteriormente. Tienen más calorías y carbohidratos, respectivamente. Hay algunos que también contienen grasas saturadas y trans, así como colesterol, que pueden conducir a enfermedades del corazón. Limitar estos alimentos no solo mantendrá el azúcar en la sangre y las grasas en la sangre dentro del rango deseado, sino que también lo ayudará a perder peso (si es necesario).
  2. Coma una variedad de frutas vegetales.
    Agregue un poco de color al plato de su niño como si fuera el suyo. Se permite un máximo de tres porciones de fruta para los pacientes con diabetes. Las frutas y verduras frescas son en realidad más sabrosas que las enlatadas.
  3. Comer menos grasa. Elija alimentos que no sean altos en grasa específicamente en grasas saturadas y trans, como los cortes grasos de carne, leche entera y productos lácteos hechos de leche entera, pasteles y pasteles, alimentos fritos, aderezos para ensaladas de base pesada, manteca de cerdo y pegar las margarinas.
  4. Coma menos alimentos con alto contenido de azúcar. Guarde postres con alto contenido de azúcar y alto contenido de grasa, como pasteles, pastelillos y pasteles para ocasiones especiales. Sea más consciente y lea las etiquetas de información nutricional para obtener información sobre el azúcar. Pruebe paletas sin azúcar, yogures congelados, gaseosas dietéticas o helados sin grasa para satisfacer su gusto por lo dulce. En ocasiones, compartir el postre con alguien. Si tiene que tener un bocado, manténgalo dentro de las cantidades permitidas. Recuerde que estos alimentos, a pesar de ser bajos en azúcar o grasa, aún contienen calorías. Es mejor consultar con su médico, educador en diabetes y dietista para incluir estos alimentos en su plan de comidas.
  5. Use menos sal en la cocina y en la mesa. Evite las carnes procesadas y los productos enlatados, ya que contienen grandes cantidades de sal. La diabetes viene con muchas complicaciones y una de ellas concierne al corazón; no queremos agravar más o agregar más estrés al cuerpo de lo que ya está pasando en la actualidad.
  6. NUNCA te saltes las comidas. Sigue el plan de comidas lo mejor que puedas. Seguir su horario de comidas le ayudará mucho a mantener sus niveles de azúcar en la sangre intactos, especialmente para aquellos que están tomando medicamentos para la diabetes.
  7. Limite la cantidad de alcohol que bebe. El alcohol tiene calorías pero no nutrientes. Para las personas que beben bebidas alcohólicas como cervezas, bebidas duras o vinos y planean incluirlas como parte de su comida, consulte con su médico, maestro de diabetes y / o dietista sobre cuánto tomar. Todavía sería mejor mantenerse alejado de ese tipo de bebidas, ya que produce más efectos negativos en comparación con sus afirmaciones sobre los beneficios para la salud.
  8. Hacer cambios lentamente. Realmente no hay una solución rápida para nada. Se necesita tiempo y paciencia para lograr y mantener cualquier objetivo a largo plazo.

Ejemplos de comidas saludables y más consejos.
Estar en una dieta no debe ser aburrido. Aprenda a mezclar y combinar alimentos para hacer las cosas más interesantes, especialmente para los niños que se aburren fácilmente de comer los mismos tipos de alimentos todos los días.

Sea creativo con sus comidas para ayudarlo a disfrutar de su comida, así como para mantenerlo en su dieta. Los almuerzos no siempre significan arroz; Podría reemplazarlos con pasta saludable, sándwiches y ensaladas como las siguientes:

  • Una rebanada de pan multigrano con relleno de pollo y un tazón de vegetales frescos y ensalada de frutas rociados con vinagre balsámico.
  • Ensaladas de pasta con una mezcla de hojuelas de atún con verduras al vapor bien sazonadas y un jugo de fruta fresca.
  • Para los niños, prepare una pizza hecha en casa con carne picada y verduras picadas encima. Añadir un trozo de manzana para completar la comida.
  • La papa al horno asociada con tortilla de verduras y batido de frutas puede ser un buen almuerzo para los niños y ayudarles a apreciar y comer más verduras también.
  • ¿Se siente hambre entre horas de oficina? Trate de comer barras de granola o galletas de avena. Las galletas de trigo integral con variedad de sabores no harían daño en reemplazar también sus panes simples y aburridos.

También puede hacer uso de las siguientes guías que lo ayudarían a jugar con su dieta sin exceder las porciones de sus alimentos.

  • Siempre asegúrese de tener un carbohidrato en su dieta. Abarcaría desde panes sencillos hasta altos en fibra, trigo integral, cereales integrales, pastas y cultivos de raíces.
  • Asegúrese de que su plato esté medio lleno de vegetales y siempre debe ser más que su porción de carne.
  • La carne o cualquier otra fuente de proteínas como frijoles y legumbres siempre deben ser parte de sus comidas principales.
  • Sería mejor incluir la fruta en su comida principal en lugar de usarla como un reemplazo de los carbohidratos en sus bocadillos.

Términos relacionados:

Artículos Relacionados:

Sourcehealthifitnesstips.com

Tags: